sustratos para huerto urbano

sustratos para huerto urbano

Elección del sustrato en un huerto urbano

La primera duda que le surge al agricultor neófito es cuál es el sustrato que ha de utilizar para su macetohuerto, en el mercado existen infinidad de marcas con gran variedad de precios ¿pero cuál es el más apropiado? Aquí intentaremos ayudarte a hacer una buena elección que te hará empezar con buen pie en tu labor.

¿Sustrato o tierra?

Aunque pueda parecer lo contrario, no es aconsejable la utilización de tierra natural en nuestro huerto urbano, esta es bastante más pesada que los sustratos comerciales y podía sobrecargar nuestra mesa de cultivo, además, el sustrato tiene mayor capacidad para retener la humedad y esto será fundamental para el éxito de la cosecha debido a las pequeñas dimensiones de nuestro recipiente.

No podemos olvidar tampoco que vamos a situar nuestra huerta sobre un forjado que se diseñó para resistir unas determinadas cargas, no queremos meternos en problemas así que elegiremos sin duda el sustrato comercial, de menor densidad que la tierra.

¿Qué características ha de tener el sustrato?

Si nos ponemos en la piel de la planta que crecerá en nuestra maceta, nos gustaría tener un sustrato que  permitiera a nuestras raíces crecer sin dificultad, que nos permitiera llegar al agua pero sin ahogarnos y además que tuviera nutrientes para poder desarrollarnos…en resumen, comida bebida y un sitio al que agarrarnos.

Sin entrar a valorar las distintas marcas un buen sustrato deberá mantenerse aireado y no apelmazarse con los sucesivos riegos, deberá mantener la humedad y a la vez permitir el correcto drenaje del agua sobrante

Un pH en torno a 6 será el adecuado

El sustrato deberá ser totalmente estéril, es decir, no deberá contener semillas ni ningún tipo de patógeno que pueda afectar a nuestro cultivo

Deberá contener la cantidad suficiente de nutrientes para iniciar nuestro cultivo, son aconsejables los que contienen compost o humus de lombriz.

¿De qué está compuesto el sustrato?

Turba: es la base del sustrato, su origen es vegetal y si recordáis la EGB, es el primer paso del proceso mediante el cual los vegetales se trasforman en carbón. En los sacos veréis que hablan de turbas rubias y negras, las primeras están menos descompuestas teniendo una mayor cantidad de materia orgánica mayor capacidad de retención de agua y mayor aireación, las segundas tienen más minerales.

Corteza de pino: Evita que el sustrato se apelmace, tiene una gran porosidad que permite la aireación, la retención de humedad y el correcto drenaje. Para que la  corteza de pino actúe correctamente ha de estar bien compostada, descartar los sustratos en los que se aprecien  piezas de más de 2 cm.

Fibra de coco: la fibra de coco es un ingrediente muy útil para nuestro sustrato macetohuertil, aporta ligereza por su baja densidad y  nos ayudara a retener la humedad.

Humus de lombriz: se produce por la ingesta y posterior deyección  de materia orgánica por parte de las lombrices,  es un abono de excelente calidad

Estiércol: El estiércol ha de estar fermentado para evitar apariciones indeseadas, aporta NPK así como otros elementos esenciales

Perlita: seguramente te habrás fijado alguna vez en unas piedritas blancas que tienen algunos sustratos, eso es la perlita. La perlita es arena silícea calentada a muy alta temperatura, el proceso consigue que la arena se expanda formando este material , se utiliza por su capacidad para retener la humedad.

Vermiculita: Es un mineral del grupo de las micas, al someterlo a altas temperaturas sufre una expansión llamada exfoliación obteniéndose un producto ligero muy útil en el sustrato. Aumenta la cantidad de aire en el sustrato lo que favorece el desarrollo de las raíces, tiene un efecto tampón sobre el pH de la turba manteniéndolo en torno a 6.

Posted on 10/11/2017 by Pablo Natura consejos huerto y jardín 0 125

Dejar un comentarioLeave a Reply

Últimos comentarios

Sin comentarios

Blog search

Comparar 0
Sig.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out